PostImage

6 Motivos que te hacen perder masa muscular – Ignifits

FACTORES COMO EL TIPO DE ENTRENAMIENTO, UNA ALIMENTACIÓN DEFICIENTE O UN INCORRECTO DESCANSO, PUEDEN GENERARNOS UNA PÉRDIDA DE LA MASA MUSCULAR

¿Te has preguntado alguna vez por qué pierdes masa muscular? Existen varios motivos por los cuales las personas sufren de este terrible mal, ¡todos ellos se resumen en tener unos hábitos inadecuados! El ejercicio se vuelve insuficiente para mantener unos buenos niveles de masa muscular en el cuerpo, factores como los alimentos que ingieres y si descansas lo suficiente, también repercuten de forma positiva o negativa en tu organismo. Cuando se comienza a perder músculo, también empieza a disminuir la fuerza para realizar actividades tan simples como subir escaleras, pues el cansancio aparece más rápido de lo habitual. Te mostraremos en más detalles los factores que lo causan:
 

DISMINUIR LA INTENSIDAD DEL ENTRENAMIENTO

 
perdida 1
 
Cuando reduces el nivel al cual tienes acostumbrado al cuerpo a ejercitarse, el músculo deja de crecer y se acostumbra a trabajar con poca carga, por lo tanto tu organismo no ve necesidad de aumentar el volumen. Como si fuera poco, cuando dejas de entrenar por mucho tiempo, el cuerpo comienza almacenar la grasa.
 

EXCESO DE EJERCICIO CARDIOVASCULAR

 
PERDIDA 2
 
Cuando ejecutas este tipo de ejercicio por más de una hora, tu cuerpo no solo quema la grasa, también comienza a utilizar las proteínas para obtener energía (una vez que se le agotan las reservas de glucógeno).
 

ALIMENTACIÓN INADECUADA

 
PERDIDA...
 
La base para desarrollar una buena musculatura es consumir la cantidad suficiente de proteínas con el fin de que los músculos puedan crecer, si el organismo no obtiene la energía suficiente de una alimentación diaria, entonces esto no podrá suceder. De allí la importancia de consumir un mínimo de cinco comidas al día. Incluir alimentos ricos en omega 3 como pescados, aceite de soja o nueces, está asociado al aumento de la masa muscular.
 

DESCANSAR POCO

 
PERDIDA 4
 
La frase tan escuchada de que los niños crecen mientras duermen, es muy cierta y se aplica también en el área muscular. Así pues, cuando descansas de forma adecuada (entre siete u ocho horas aproximadamente) se desarrollan nuevos tejidos y se reparan los ya existentes. Un buen descanso es fundamental para recuperar la fuerza así como la energía que necesitas para poder realizar los entrenamientos de forma correcta.
 

SALTARSE LAS COMIDAS SIN TENER UN PLAN NUTRICIONAL ADECUADO

 
PERDIDA 5
 
Un ejemplo frecuente es dejar el desayuno a un lado y entrenar de forma intensa sin nada en el estómago. Esto puede traer como consecuencia que tu organismo recurra a los músculos para obtener la energía que necesita para realizar sus funciones (luego de haber agotado los depósitos de glucógeno); también puedes sufrir de una baja de azúcar en la sangre (hipoglucemia). Sin embargo, es posible ejercitarse en ayuno pero de forma moderada, siempre y cuando tengas un plan alimenticio acorde a tus necesidades físicas. Por otro lado, realizar una merienda o una comida luego de entrenar, es necesario para que el cuerpo entre en la fase de recuperación luego de haber ejecutado un trabajo prolongado.
 

LA EDAD

 
PERDIDA 6
 
A medida que pasan los años, se comienzas a perder masa muscular de manera natural y esto se incrementa cada vez más si llevas un ritmo de vida sedentario. Respecto a este punto el Doctor Felipe Daza comenta “Una vez que uno ha llegado a su pico de crecimiento, que es a los 30 años, se mantiene por una década y después va bajando progresivamente la masa muscular. Se dice que uno pierde 1% a 2% de su masa muscular anual”. Por eso es importante que te mantengas activo a través de cualquier tipo de ejercicio físico que te permita mantener cierto nivel de masa muscular.

Si realizas ejercicios cardiovasculares de forma excesiva o te saltas por muchos días la rutina de actividad física que venías realizando, puedes provocar efectos negativos en el mantenimiento de tu masa muscular. Otros factores influyentes es tener una alimentación deficiente, con pocas proteínas acompañadas de períodos largos sin ingerir algún tipo de comida, pues el cuerpo comienza a almacenar grasa como medida de precaución. Por estas razones se vuelve primordial, que procures mantener una rutina sana y acorde a tus necesidades tanto energéticas como físicas.

Last Post

bells
Suscríbete con nosotros
Y reciba las últimas noticias por correo electrónico
ignifits
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación.
Puede obtener más información en políticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Aceptar