PostImage

Causas de una contractura muscular ¿Cómo aliviarla?

Sufrir una contractura muscular puede ser causado por entrenar de forma inadecuada. Si bien es una lesión leve, es necesario descansar así como acudir a un especialista para aliviar las molestias y evitar que se agraven.

Todos en algún momento hemos sufrido de una contractura muscular. Ese dolor contínuo que nos agarrota el músculo, impidiendo que se relaje y por donde la sangre circula de forma incorrecta haciendo que sea un círculo interminable de molestia (cuando la sangre no circula, se acumula los deshechos producidos durante la actividad física). Una contractura se origina cuando realizamos una actividad de forma indebida, como levantar más peso del que de verdad podemos, mantener una posición inadecuada durante una rutina o simplemente por no calentar lo suficiente antes de comenzar el entrenamiento.
 
Si bien esta molestia no es una lesión grave, si puede llegar a impedirnos llevar a cabo cualquier tipo de actividad e inclusive se puede agravar, por eso es importante aliviar las molestias antes de regresar a nuestra rutina cotidiana. Para ello existen varios métodos que podemos implementar en casa, sin embargo, lo ideal es que acudamos a un fisioterapeuta para que nos indique cuál es el más adecuado para nosotros.
 

¿QUÉ ORIGINA UNA CONTRACTURA MUSCULAR?


Saltarnos el calentamiento: Este nos permite preparar el cuerpo para llevar a cabo una actividad que demandará más esfuerzo. Cuando no nos tomamos el tiempo para calentar, las articulaciones y los músculos no estarán bien dispuestos para asumir la tensión de los ejercicios.

Hacer ejercicios muy intensos: Cuando ejecutamos ejercicios muy vigorosos presionando en exceso al músculo.

Mantener una postura inadecuada: Si realizamos una rutina manteniendo una posición incorrecta.

Someternos a cambios extremos de temperatura: Un buen ejemplo es salir a ejercitarnos en un clima muy frio sin la ropa adecuada. Ese cambio de temperatura de cálido a frio extremo puede llegar a causar una contractura muscular.

Volvernos sedentarios: Si dejamos de entrenar durante mucho tiempo y de repente queremos retomarlo, nuestra tonicidad muscular no será la misma, por lo tanto el músculo no estará preparado para realizar un esfuerzo muy intenso.

 
causa de la contractura muscular
 

¿CÓMO SE SANA UNA CONTRACTURA MUSCULAR?

 
alivio para contractura muscular
 
Por eso lo mejor que podemos hacer para evitar sufrir una contractura muscular es siempre calentar antes de comenzar nuestro entrenamiento, cuidar que tengamos la postura adecuada, evitar hacer ejercicios intensos para el cual no estemos preparados o someternos a cambios abruptos de temperatura. Si alguna vez sufrimos esta terrible molestia, entonces lo más adecuado es que acudamos a un fisioterapeuta para que nos indique el mejor tratamiento a seguir.

Destacados

ignifits