PostImage

¡Dile adiós al afecto rebote! – Ignifits

Este efecto puede producirse por un método alimenticios inadecuado o por iniciar el consumo de suplementos adelgazantes. No existen dietas milagrosa. Lo ideal es conseguir un equilibrio entre la energía que se consume y aquella que se gasta.

El efecto rebote es la consecuencia de querer perder peso por medio de la implementación de una dieta nueva excesivamente baja en calorías o bien por el inicio del consumo de suplementos adelgazantes. Durante unas semanas o meses el cuerpo pierde peso, pero luego recupera la misma cantidad e inclusive un poco más. Esas “dietas milagrosas” donde se pierde gran cantidad de peso en poco tiempo, son las más perjudiciales, pues reducir en demasía el consumo de calorías produce un mayor efecto rebote, además de conllevar efectos negativos al organismo como la carencia de nutrientes, afectando la capacidad física y mental de la persona.
 

¿POR QUÉ OCURRE EL EFECTO REBOTE?

 
rebote1
 
Por llevar a cabo procesos alimenticios y entrenarse de forma errónea. Pues se cree que con una dieta estricta basta para bajar de peso, al igual que someter al organismo a ejercicios intensos (como un exceso de cardio pensando que así se quemará mayor cantidad de grasa) lo cual solo va a generar una pérdida de masa muscular y no de tejido adiposo.

Dietas muy restrictivas solo causan mayor ansiedad, al “conseguir los objetivos” la mayoría de las veces se abandona la dieta, se comienza a ingerir mayor cantidad de nutrientes que el organismo no es capaz de procesar, pues ya se había acostumbrado a dosis inferiores. Es decir, el metabolismo se ralentiza y al obtener más calorías, es incapaz de procesarlas, trayendo como resultado el aumento de peso.

La nutricionista Gemma Miranda comenta que el efecto rebote se da porque “muchas veces la gente tiene tanta prisa para perder los kilos, porque ya lo ha decidido, porque está bien en ese momento y empieza con tantas ganas, que hace algunos mecanismos extraños, por ejemplo: pasar hambre o hacer una pausa de alimentación muy monótona..cuando esto pasa luego el cuerpo lo que hace es generar un montón de ansiedades y alarmas para volver a recuperar todo aquello que se ha perdido”.
 

¿CÓMO EVITARLO?

 
rebote 2
 
Implementar una dieta no debería ser sinónimo de dejar de comer, es más bien ingerir alimentos que favorezcan la pérdida de peso, disminuyendo aquellos con mayor contenido calórico. Es un equilibrio entre la energía que se consume y aquella que se gasta, por ello la alimentación debe ir siempre acompañada de un plan de ejercicio adecuado a los objetivos de cada persona. De esta forma se evita sufrir el temido efecto rebote.

Last Post

bells
Suscríbete con nosotros
Y reciba las últimas noticias por correo electrónico
ignifits
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación.
Puede obtener más información en políticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Aceptar