PostImage

Dormir Aumenta la Masa Muscular

Si bien entrenar permite el desarrollo de masa muscular, descansar también influye un su formación ya que facilita la regeneración de los tejidos luego de someterlos al estrés de un ejercicio

Dormir es uno de los factores que te permiten aumentar la masa muscular. Por ello se vuelve muy importante realizar periodos adecuados de descanso, con el fin de que el organismo se regenere y recupere la energía consumida. ¿Sabías que cuando ejecutas algún tipo de ejercicio ocurre un estrés físico debido al trabajo que realizan los músculos? Es por ello que el sueño es un factor clave, ya que al dormir, se activan distintas hormonas y neurotransmisores que permiten entre muchas otras cosas, regular el metabolismo y acelerar la recuperación así como el crecimiento de los músculos. Se asocia una falta de sueño al incremento del tejido adiposo así como al aumento del apetito.
 

El PROCESO ANABÓLICO DURANTE EL SUEÑO

 
Para conseguir desarrollar masa muscular es necesario ejecutar ejercicios que involucren fuerza, como por ejemplo entrenar con pesas. Al no tener una alimentación balanceada ni un correcto descanso, se activa el proceso catabólico, el cual consiste en extraer la energía de los músculos para poder continuar con la actividad que se está realizando. Este proceso se revierte al dormir, pues es allí cuando comienza el proceso anabólico, generando tejido muscular y permitiendo su crecimiento. Por esta razón es importante descansar entre seis a ocho horas aproximadamente (dependiendo de la edad) y consumir un promedio de cinco comidas al día, de esta forma nuestro organismo podrá satisfacer todas sus necesidades sin afectar el desarrollo del tejido muscular.
 
Es decir, cuando el cuerpo es privado de las suficientes horas de sueño para descansar y regenerarse, se corre el riesgo de perder masa muscular y aumentar la acumulación del tejido adiposo. El rendimiento entonces se verá afectado (sobre todo si se quiere ejecutar ejercicios de fuerza), no se tendrán los mismos niveles de energía para ejecutar los ejercicios, al no observarse los cambios esperados puede traer consecuencias negativas en el estado de ánimo como desmotivación o depresión.
 
Dormir aumenta los musculos
 
 

DORMIR PARA ACTIVAR LAS HORMONAS

 
Al caer la noche, el cerebro le envía una señal al cuerpo diciéndole que ya es hora de descansar. Esto se logra por medio de la hormona del sueño y de la melatonina. La primera cumple funciones como la restauración y el desarrollo de los tejidos (entre ellos el muscular), además de intervenir también en la regulación del metabolismo. Cuando el cuerpo no produce suficiente hormona de sueño, el cuerpo tiende a perder menor cantidad de grasa y más muscular, además se altera el metabolismo, pudiendo causar el temido “efecto rebote”.

La segunda hormona, la melatonina, es la encargada de regular el reloj biológico que le indica al cuerpo que es el momento de descansar cuando la luz del día comienza a menguar. Al dormir, el sistema inmunológico se fortalece, se ralentiza el envejecimiento cerebral y disminuyen las migrañas asociadas a los dolores de cabeza. Un déficit de melatonina puede traer consecuencias como el desarrollo de obesidad o ser más propenso a las enfermedades.

Otra hormona que afecta la calidad del sueño es la testosterona, además también proporciona un efecto anabólico en el organismo, el cual repercute en el mantenimiento de la masa muscular. Cuando se tiene niveles bajo de dicha hormona, es posible que se produzca una merma en las horas de sueño, disminuyendo los periodos de duración del sueño profundo. Se asocia un incremento en los niveles de testosterona al dormir y descansar adecuadamente, lo que conlleva a disminuir la sensación de somnolencia durante el día.

A medida que las personas van creciendo, la producción de estas hormonas disminuye, por eso es importante crear hábitos que contribuyan a mantener unos niveles de descanso adecuados para favorecer el buen funcionamiento del organismo en general.
 
el sueño y los musculos
 
Dormir es sumamente importante para que el entrenamiento de desarrollo de masa muscular tenga óptimos resultados, ya que si el cuerpo no descansa de forma adecuada, el estrés generado por los ejercicios no será aliviado, por lo tanto los tejidos no serán regenerados ni el músculo crecerá. Crear hábitos alimenticios así como de descanso, le permitirán al cuerpo reponer la energía necesaria para continuar con los entrenamientos y el desarrollo del tejido muscular.

Destacados

ignifits