PostImage

El Agua como Fuente de Vida – Ignifits

¿Es el agua tan vital como muchos dicen? ¿Qué tan beneficiosa es? ¿Cualquier líquido puede sustituirla?

En el mundo existen miles de inquietudes sobre el tema del agua y el mercado solo ha contribuido a generar confusiones al inducir el consumo de otro tipo de líquidos, como por ejemplo bebidas gaseosas sin azúcar , agua saborizada, sodas, entre otros; pensando que le estamos haciendo un bien al cuerpo al hidratarlo o calmar la sed con cualquier tipo de bebida.
 
El agua es una sustancia líquida, incolora, sin olor ni sabor, que está formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. Se encarga de mantenernos hidratados y de disolver diversas sustancias, lo cual la convierte en un medio de transporte de nutrientes y diferentes elementos, contribuyendo así a que los órganos realicen sus actividades de forma adecuada. Además de ser líquida, también se encuentra en estado sólido, como por ejemplo el hielo, granizo o nieve; y en estado gaseoso: como el vapor.

También realiza distintas e importantes funciones en nuestro organismo, como:

 

La Hidratación

El cuerpo humano está constituido entre un 50 a 70% de agua, este porcentaje puede variar de una persona a otra dependiendo de la edad, los músculos y la grasa que contenga su cuerpo. Este es un porcentaje significativo lo cual muestra la importancia de la hidratación. Mantenernos hidratados nos permite reponer constantemente la pérdida de agua que se produce debido a las actividades diarias, y más aún si se realizan ejercicios. Si no se repone el líquido perdido a través del sudor y la orina, se pueden generar infecciones.
 
Cuando no ingerimos suficiente agua, el cuerpo comienza a enviar mensajes como la sed, la sequedad en la boca y la garganta, además de disminuir la necesidad de orinar. Esta última es una forma de protegerse cuando no obtiene suficiente líquido, pues esa condición conduce a las células a secarse, o lo que se conoce comúnmente como deshidratación.
 

Tips para Mantenerse Hidratado

La forma más saludable de que nuestro cuerpo obtenga ese preciado líquido, es ingiriendo agua natural, evitando bebidas que contengan aditivos químicos y azúcares añadidos, contrario a lo que muchos creen, ese tipo de bebidas solo generan más sed. Para prevenir enfermedades por agua mal tratada y estar seguros de su pureza, es preferible filtrar y hervir (es decir, que el agua alcance el punto de ebullición para que elimine posibles gérmenes) de esta forma nos aseguramos que el agua sea 100% apta para consumirla.
 
Mantenernos hidratados permite al cuerpo realizar todas sus funciones, limpia los órganos y contribuye a una mejor absorción de nutrientes. Debemos ingerir agua antes, durante y después de realizar cualquier actividad física, para que el cuerpo esté siempre equilibrado. Es igual de importante llevar una dieta saludable y balanceada.

Destacados

ignifits