PostImage

El antojo favorito de muchos: El Chocolate – Ignifits

El antojo de comer chocolate puede ser generado por factores tan diversos como nuestro ambiente familiar, los genes que nos heredaron nuestros padres o simplemente porque es un medio delicioso para subirnos el ánimo.

Para nadie es un secreto que la tentación preferible de muchos es el chocolate. Existen días en que nuestro cuerpo nos pide comer dulce, o que simplemente se necesita un impulso para subir el ánimo. Para muchos el mejor aliado en esos momentos es el chocolate, aunque signifique romper la dieta y ganar unos kilitos de peso de más (esto en el caso que se exceda de la proporción recomendada). El consumo de este alimento (preferiblemente su versión negra) trae distintos beneficios al organismo entre los que se encuentra la reducción de los niveles de ansiedad. No es de extrañar que se sienta la necesidad de repetir, pues al ingerirlo le causa a nuestro cuerpo sensaciones como la tranquilidad y la felicidad. ¿Qué causa estas sensaciones? ¿Está mal comer un poco de chocolate cada cierto tiempo?.
 

LOS CULPABLES DE LOS ANTOJOS: HORMONAS Y NEUROTRANSMISORES

 
El chocolate activa procesos neurológicos asociados al placer. Dicho proceso siempre se desenvuelve de la misma manera: Primero se despierta el ansia por comer chocolate, luego se genera el gusto y el disfrute cuando satisfacemos esa necesidad, y por último sobrevienen las sensaciones placenteras cuando nos encontramos satisfechos.

Esto ocurre por la segregación por parte de las neuronas de una sustancia llamada anandamina, la cual según el Dr. Daniele Piomelli investigador del Instituto de Neurociencias de San Diego (California), tiene efectos parecidos al que proporciona la marihuana, pero no precisamente la popularmente conocida. El Dr Piomelli señala “…El chocolate contiene sustancias que son similares a nuestra propia marihuana, por así decirlo; Nuestra propia marihuana se llama anandamida. La anandamida es una sustancia natural producida por las células cerebrales que imitan los efectos mentales del cannabis”.

La anandamina es un neurotransmisor que se produce solo al momento en que se va a utilizar, el cuerpo la absorbe rápidamente y luego desaparece en poco tiempo. Entre sus beneficios se encuentran la reducción del dolor si se tiene una lesión, es decir, tiene un efecto analgésico. Así mismo genera una sensación calmante, lo cual repercute de forma positiva en el sistema nervioso, incidiendo también en la disminución de la presión arterial. ¿Luego de comer chocolate aumenta tu apetito? Es otro efecto de la anandamina, pues estimula el apetito. Se cree que el consumo de dosis pequeñas de esta sustancia aumenta el deseo sexual, mientras que si se consume en exceso produce el efecto contrario.

La anandamina no es la única sustancia que posee el chocolate la cual nos aporta felicidad, calma y placer, también contiene triptófano, un aminoácido esencial que nuestro organismo utiliza para producir otras sustancias como la melatonina (esta le indica a nuestro cuerpo cuando es el momento de dormir, es llamada “la hormona de la oscuridad”) y también serotonina, la cual tiene un impacto positivo sobre nuestro estado de ánimo, como lo señala el Dr. José Miguel Gaona, autor del libro “Endorfinas, la hormona de la felicidad”, “…Es un aminoácido esencial… Si abunda en sangre, tu cerebro podrá fabricar fácilmente serotonina…, ¡y te subirá el ánimo!”. Sin embargo, el triptófano se puede obtener de otros alimentos como las carnes, los pescados o los huevos.

El chocolate negro contiene feniletilamina, una sustancia que pertenece al grupo de las anfetaminas, la cual produce una estimulación positiva en el sistema nervioso causando euforia y un bienestar emocional (se dice que es la sustancia responsable de que nos enamoremos, pues al gustarnos una persona, el cuerpo la comienza a segregar), esta a su vez interviene activamente en la secreción de otro neurotransmisor como lo es la dopamina (vinculada a las sensaciones de placer).

En el chocolate negro se pueden conseguir sustancias como la cafeína y la teobromina, esta última contiene una estructura similar a la cafeína, aunque su efecto estimulante es más suave. Aporta una sensación de bienestar, relaja y tiene también propiedades afrodisiacas. El chocolate también contiene fibra, grasa, azúcar, proteína, antioxidantes, vitaminas y minerales, por lo tanto es un alimento con un gran aporte energético.
 

OTRA EXPLICACIÓN: LA SOCIEDAD Y LA HERENCIA DEL ADN

 
Según el Dr. Jorge Dotto en nuestros genes puede estar la explicación del por qué nos gustan ciertos alimentos o si podemos convertirnos en adictos al chocolate, él considera que “conocer nuestros genes es acceder a un mapa de nuestra relación con el placer”. Esto es producto de la carga genética que heredamos de nuestros padres, pues el 50% proviene de papá y el otro 50% de mamá, con lo cual se origina una mezcla de dos formas distintas de buscar placer y recompensa a través de diferentes medios. En nuestro cerebro se encuentra el gen del placer, cuando algo nos gusta el cerebro graba esa sensación, queriendo luego repetirla en un futuro. Incluso puede convertirse en un círculo vicioso.

Entonces el componente social es otro factor que explica por qué a unas personas puede gustarle más el chocolate que a otras; el entorno familiar condiciona nuestras preferencias. Olores y sabores que en la infancia nos producían sensaciones de sosiego o placer, pueden repetir esos sentimientos cuando se consumen los alimentos que grabaron dichas sensaciones.
 

BENEFICIOS DE COMER CHOCOLATE

 
Chocolate para esos dias - Ignifits


La teobromina sirve como un antidepresivo y relajante suave, disminuyendo así los efectos del cortisol y generando endorfinas coadyuvando a sentirnos más relajados. Por lo tanto, aumenta nuestras destrezas de coordinación y concentración, lo que nos permitirá estar más activos y enérgicos.

Su contenido de fibra así como de antioxidantes, estimulan un correcto movimiento a nivel de los intestinos y evitan la proliferación de células cancerígenas en el cuerpo.

Investigaciones han demostrado que el chocolate contiene flavonoides, además de contener antioxidantes, su consumo frecuente aporta beneficios vasodilatadores y genera un declive en los niveles del colesterol malo.

Con solo 10 grs de chocolate negro (54 kcals) podemos darnos un gusto a diario, aunque lo recomendable es consumirlo sobre todo antes o después de realizar un entrenamiento, ya que nos permitirá combatir el cansancio. Esas 54 kcals podremos utilizarlas efectivamente en 4 minutos de trote, 6 minutos de spinning, 7 minutos de aerobics, entre otros ejercicios.

Los chocolates más sanos son aquellos que contienen 70% de cacao, así pues el más recomendado es el chocolate de cacao negro. Al contener más cacao aporta más antioxidantes y otras sustancias nutritivas como vitaminas y minerales.

 

¿DEJARSE LLEVAR O NO?

 
Chocolate para esos dias - Ignifits
 
Es una decisión muy personal de cada quien. No todos los organismos son iguales y puede que el chocolate no sea la mejor opción para todos. Sin embargo, unas pautas que si pueden sernos útiles son:

 
El antojo de comer chocolate puede ser generado por factores tan diversos como nuestro ambiente familiar, los genes que nos heredaron nuestros padres o simplemente porque es un medio delicioso para subirnos el ánimo. Al consumirlo, ocurren distintos cambios químicos en nuestro organismo que nos generan felicidad. Si queremos darnos un gusto, entonces lo ideal es consumir chocolate negro sin excederse de los 30 gramos diarios, pues resultar ser el más saludable al aportar menos calorías.

Last Post

bells
Suscríbete con nosotros
Y reciba las últimas noticias por correo electrónico
ignifits
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación.
Puede obtener más información en políticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Aceptar