PostImage

¡Entérate! ¿Por qué nos da sueño? – Ignifits

Para que todas las hormonas y neurotransmisores asociados al descanso cumplan sus funciones como la reparación y el crecimiento de nuestros tejidos (como los músculos) así como la regulación del metabolismo, es necesario que tengamos un sueño de calidad y profundo.

Siempre recomiendan dormir un promedio de ocho horas para descansar tanto el cuerpo como la mente. Y ciertamente el dormir nos permite recuperar la energía que consumimos durante un día muy ajetreado. Para que este proceso ocurra en nuestro organismo, varias hormonas y neurotransmisores tienen que intervenir. Cuando se ponen en marcha, nos aportan grandes beneficios como evitar que las funciones de nuestro cerebro se deterioran rápidamente con el pasar del tiempo, que nuestros tejidos se reparen y crezcan (como los músculos) o permite evadir los molestos dolores de cabeza, entre otros.
 

LA HORMONA DEL CRECIMIENTO

 
hormona sueño 1
También conocida con el nombre de somatotropina, esta hormona se produce por medio de la glándula hipófisis. Se activa cuando dormimos, específicamente cuando logramos alcanzar un sueño profundo. Cumple importantes funciones como la renovación y el crecimiento de los tejidos así como los músculos, aumenta los procesos que intervienen en la formación de las proteínas y regula el metabolismo, entre muchos otros.
 

LA MELATONINA

 
hormona sueño 2
La melatonina es una hormona que nos induce a dormir, este efecto se produce por medio de la iluminación, ya que los cambios de luz envían al cerebro una señal, específicamente a la glándula pineal, la cual se encarga de su segregación cuando comienza a oscurecer. Por ello en las últimas horas de la tarde, comenzamos a estar más cansados y sentimos que es tiempo de dormir. Cuando empieza el amanecer, dicha hormona es inhibida debido a la luz y junto con esta nos avisa que debemos despertar.

Este reloj biológico comienza a menguar a medida que vamos creciendo, aproximadamente a los 35 años el cuerpo comienza a segregar menos melatonina, además algunos medicamentos como los recetados para regular la presión arterial, los tratamientos para aliviar los trastornos de angustia y ansiedad, e inclusive los medicamentos que ayudan a dormir, pueden repercutir de forma negativa sobre dicha hormona.

Pero la melatonina no solo nos induce a dormir, también fortalece el sistema inmunológico, retarda el envejecimiento del cerebro, reduce los dolores de cabeza como las migrañas y durante el día nos permite sentir menos fatiga y cansancio. Otros de los beneficios de la melatonina son explicados por la Catedrática de Fisiología de la Universidad de Granada en España, la Doctora Germaine Escames “La melatonina dentro de la célula es muy importante porque tiene tres funciones fundamentales. Una es un potente antioxidante, y además es más potente que incluso la vitamina E o la vitamina C. En segundo lugar, la melatonina es un potente antiinflamatorio, que actúa en procesos inflamatorios que son resistentes a los antiinflamatorios clásicos…y luego en tercer lugar, algo muy importante de la melatonina es que es un excelente protector mitocondrial. Es decir, la melatonina entra dentro de la mitocondria, va a eliminar esos radicales libres que se están produciendo en exceso y que dañan además la mitocondria…”
 

LA DOPAMINA

 
hormona sueño 3
Es un neurotransmisor asociado a la motivación y la recompensa, pero también interviene en los procesos del sueño junto con la noradrenalina (esta interactúa con los receptores de la dopamina) al reducir ambos la producción de melatonina cuando comienza el día, así lo indican las últimas investigaciones llevadas a cabo por el profesor Peter McCormick, del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona.
 

LA SEROTONINA

 
hormona sueñor 4
La serotonina es la antítesis de la melatonina, pues la primera está muy activa durante el día y disminuye por la noche cuando el cuerpo comienza a segregar melatonina. Este ciclo le permite a nuestro cuerpo saber cuándo es el momento de descansar (noche) o cuando es el momento de comenzar a ponerse en movimiento (día). Otra de sus funciones es regular el apetito, la temperatura corporal y el deseo sexual.

Para que todas las hormonas y neurotransmisores asociados al descanso cumplan sus funciones de forma correcta, es necesario que tengamos un sueño de calidad, profundo, que nos permita además de descansar, renovar, desarrollar o aumentar nuestros tejidos (músculos), tener un metabolismo regulado, para poder de esta forma obtener la energía necesaria para poder hacerle frente a las actividades de un nuevo día.

Destacados

ignifits