PostImage

¿Qué orden debo seguir al entrenar?

Al entrenar se debe seguir una serie de paso para poder rendir al máximo en cualquier actividad física que se decida realizar. Además también permite evitar lesiones al preparar al cuerpo de forma correcta.

Un correcto entrenamiento va más allá de ser constantes, realizar los ejercicios de forma adecuada o de mantener una alimentación saludable. Pues la verdad es que al igual que las matemáticas, realizar una rutina de ejercicios lleva su orden, y en base a este orden, cumplirás o no de forma óptima tus objetivos.

Para que observes buenos resultados durante las actividades físicas que lleves a cabo, es necesario seguir una serie de pasos.Sin importar que clase de actividad decidas poner en práctica, lo primero que debes hacer es calentar el cuerpo, de esta forma estarás preparando tanto los músculos como el sistema cardiovascular para la siguiente fase de la actividad. El siguiente paso depende de las metas que tengas para ese día, pudiendo realizar primero ejercicios de fuerza como aquellos que involucran pesas o ejercicios cardiovasculares de alta intensidad. Para finalizar, los estiramientos son tan importantes como el calentamiento, pues te permite normalizar la respiración y relajar los músculos luego de la tensión al cual son sometidos por medio del ejercicio.
 

¿Por qué es necesario mantener un orden?

 
orden al ejercitarnos
 
El orden durante la ejecución de tu rutina de ejercicio te permite disponer de la energía necesaria para rendir durante todo el entrenamiento. Así por ejemplo, para realizar actividades que involucren peso es necesario que estés fresco y con las energías completas, ya que al ejecutar la fuerza se debe hacer de forma intensa. Si realizas ejercicios cardiovasculares antes de las pesas, tus reservas de energía no estarán a su máximo nivel, por ende perderías efectividad al realizar ejercicios con peso.

La prevención también tiene un papel importante dentro del orden de los ejercicios, pues un músculo con poca preparación es más propenso a lesionarse, sobre todo ante las contracciones intensas. Cuando realizas ejercicios cardiovasculares tu cuerpo transpira más si se compara con las actividades que implican un peso extra, siendo otro factor que puede causar una lesión.
 

Algunas recomendaciones

 
entrenamiento con orden


Lo primero que tienes que hacer antes de entrenar es saber que metas quieres conseguir según tus objetivos: tonificar y ganar resistencia, perder peso o desarrollar masa muscular (para ganar musculatura lo ideal es comenzar por las pesas, de esta forma tendrás toda la energía para realizar las repeticiones que consideres oportunas así como el peso acorde a tu capacidad física). Esto marca la pauta del desarrollo de tu rutina de ejercicios.

Antes de comenzar a ejercitarte siempre realiza ejercicios de calentamiento durante 5 o 10 minutos, esto con el objetivo de calentar los músculos y las articulaciones para prepararlas para el siguiente paso.

Si lo que necesitas es desarrollar resistencia, entonces los ejercicios cardiovasculares serán la mejor opción para empezar el entrenamiento.

Si tu objetivo es perder peso y tonificar, lo mejor es combinar ambos ejercicios de forma alterna, es decir, combina unos minutos de pesas con unos minutos de ejercicio cardiovascular. El cardio te permitirá perder tejido adiposo mientras las pesas contribuyen a definir los músculos.

Cuando se acerque la hora de terminar el entrenamiento, es recomendable disminuir paulatinamente el ritmo de los ejercicios hasta detenerse totalmente. Esto le permite a los distintos sistemas de tu organismo (principalmente al cardiovascular y el respiratorio) recuperarse de la actividad física, regresando así a su estado habitual.

Para cerrar la sesión de entrenamiento siempre debes realizar estiramientos durante 5 o 10 minutos. Esto le permitirá a tus músculos relajarse, además también te aportará elasticidad.

Recuerda variar los ejercicios en periodos de tiempo cortos, pues de lo contrario el cuerpo se acostumbra y la actividad física pierde efectividad.

La perseverancia y la constancia son tus mejores aliadas, pues de eso también dependerá que veas los resultados que esperas con el pasar del tiempo.

 
 
¿Entonces el orden para ejercitarte importa? Realmente sí. Es la clave para sacarle provecho a todo el proceso, desde el calentamiento, pasando por la actividad central ya sea esta de fuerza o cardiovascular, hasta el paso final que son los estiramientos. Seguir esa secuencia te permitirá enfocar la energía hacia la consecución de tus metas evitando sufrir lesiones en cualquier parte del cuerpo.

Destacados

ignifits