PostImage

Todo lo que debes saber sobre de la dieta cetogénica – Ignifits

La principal característica de la dieta cetogénica es el aumento del consumo de grasas saludables así como la reducción de la ingesta de carbohidratos, lo cual activa el proceso de cetosis en el organismo.

¿Has escuchado hablar de la dieta cetogénica? Se le conoce también por el nombre de dieta keto y consiste en ingerir más grasas naturales mientras se disminuyen las cantidades de carbohidratos. Este tipo de dieta puede resultar altamente beneficiosa para aquellas personas que padezcan diabetes tipo dos, pues permite nivelar los niveles de insulina en la sangre. También es ideal para reducir las grasas acumuladas en el cuerpo y puede complementarse perfectamente con ayunos intermitentes para optimizar el aporte de los beneficios.

Siempre te han dicho que las grasas son las responsables de propiciar un aumento de peso, entonces ¿Cómo es posible que consumir más te permita quemar calorías? En el caso de la dieta keto, se consumen grasas saludables, evitando aquellas que son excesivamente manipuladas con químicos, pues pueden contener azúcares y carbohidratos en abundancia.
 

¿CÓMO AFECTA A TU CUERPO?

 
keto 1
 
El cuerpo utiliza como combustible los carbohidratos y las grasas. Los primeros son una fuente de energía rápida pero poco eficiente (incluso causan adicción), mientras los segundos son una fuente lenta pero más saludables. Cuando tu cuerpo no consigue suficientes carbohidratos (glucosa) para transformarlos en energía, comienza a utilizar las grasas; es entonces cuando el hígado por medio de la grasa, empieza a producir cetonas, estas pequeñas moléculas de energía viajan por todo tu cuerpo para brindarle el combustible que requiere para ejecutar sus funciones. Si este proceso se repite continuamente, el organismo empieza a adaptarse a su nueva forma de obtener combustible, utilizando entonces los depósitos de grasa que tiene en reserva así como aquellas que consigue a través de los alimentos, lo que beneficia la pérdida de peso y la reducción de los niveles de insulina en la sangre.

Esto también conlleva a tener menos hambre entre comidas, pues tu cuerpo tiene acceso a su propia grasa y la quema rápidamente para conseguir energía. Además, al disminuir la ingesta de calorías la memoria tiende a mejorar (al igual que la concentración) así como a mantener estables los niveles de insulina al no estar consumiendo glucosa en exceso.

Es importante resaltar que si bien la dieta keto permite el consumo de ciertas proteínas de origen animal, es importante medir las raciones, pues si las consumes en demasía, esto impide que se lleve a cabo el proceso de cetosis (es decir, que el cuerpo se alimente de las grasas), elevando de nuevo la glucosa en el organismo, así lo advierte la Doctora Isabel Belaustegui “…Algo también importante es que la cantidad de proteína debe ser moderada, porque a veces una dieta cetogénica falla porque comemos demasiada proteína, y un exceso de proteína se transforma en glucosa en el organismo, entonces romperíamos esa vía que queremos llevar del metabolismo hacia la combustión de las grasas y no de los hidratos de carbono”.

En este tipo de dietas las verduras son una buena forma de sustituir las pastas y el arroz. Así mismo, se debe evitar la comida procesada, lo mejor es que sea lo más natural posible. En cuanto a la cantidad de grasa permitida, es importante recordar que si consumes demasiado el cuerpo detendrá el proceso de quema de calorías, por ello resulta importante encontrar un equilibrio, pues si consumes muy pocas, puede conducir a una sensación de cansancio y de hambre.
 

¿CUÁLES ALIMENTOS DEBES EVITAR?

 
Aquellos que contengan azúcar, almidón o gluten:
 

 

ALIMENTOS PERMITIDOS EN LA DIETA KETO


Aceite de oliva o de coco.

Pescados.

Carne (Producto de aquellos animales que fueron alimentados con pasto ya que contienen menos carbohidratos).

Huevos.

Verduras (En especial la de hojas verdes como el brócoli, el calabacín, el aguacate o la coliflor).

Queso.

Frutos secos (con moderación).

Vino (con moderación).

Chocolate negro.

Agua

 
keto2
 
La dieta cetogénica no quiere decir que restrinjas totalmente el consumo de carbohidratos, pero para poder obtener resultados lo ideal es que consumas menos de 50 gramos al día. Por otro lado, si estas embarazada, en periodo de lactancia o tomas medicamentos para la hipertensión, puede que esta dieta no sea la más adecuada para ti. Siempre es recomendable consultar con un especialista en salud para despejar todas las dudas y asegurarse de que no perjudique tu organismo.

Una buena opción para activar la cetosis en el cuerpo es combinar la dieta keto con ayunos intermitentes, ambos se complementan ya que la sensación de apetito disminuye, pues el ayuno intermitente permite regular las hormonas responsables del hambre, también permite regular los niveles de azúcar en la sangre y coadyuva a la pérdida de peso corporal.

Para aumentar el nivel de cetosis en tu cuerpo, es ideal que ejecutes una actividad física, esta te permitirá obtener la energía necesaria del tejido adiposo, lo que te ayudará a perder peso.

La dieta cetogénica es muy sencilla de seguir, simplemente disminuye al máximo posible los carbohidratos en tu dieta para favorecer el uso de las grasas como combustible, ingiere proteínas naturales de forma moderada y eleva el consumo de las grasas naturales. Complementa tu dieta con ejercicios físicos constantes para que favorezcas la cetosis al igual que la pérdida de grasa.

Last Post

bells
Suscríbete con nosotros
Y reciba las últimas noticias por correo electrónico
ignifits
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias de navegación.
Puede obtener más información en políticas. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.
Aceptar