Entrenar con el Músculo Fatigado – Ignifits

Es muy común que al entrenar sintamos cierto grado de dolor muscular debido a la microroturas que se producen en la fibra de los músculos como consecuencia del esfuerzo físico que llevamos a cabo. Sin embargo, es importante saber distinguir cuando ese dolor es bueno y está contribuyendo al desarrollo de la masa muscular, o por el contrario, es un dolor malo que puede terminar en una lesión.
 
El dolor se puede experimentar inclusive días después del entrenamiento. Si sometemos al músculo a una continua actividad sin permitirle descansar para recuperarse, podemos estar sobre entrenando. Esto puede traer como consecuencia la disminución de la fuerza , por ende un bajo desempeño, depresión y otras molestias que pueden ser temporales o permanentes.
 
Para recuperarse los músculos tardan aproximadamente entre 48 a 72 horas aproximadamente dependiendo de la zona del cuerpo. Así por ejemplo, grupos musculares pequeños como los abdominales, los trapecios, los antebrazos, los bíceps, los tríceps, los glúteos y los gemelos, es recomendable permitir que descansen por 48 horas antes de entrenarlos de nuevo. Grupos musculares de mayor tamaño como los hombros, la espalda, los femorales, los pectorales y los cuádriceps, tienen un tiempo de recuperación de 72 horas.
 
La síntesis de proteína influye en el desarrollo del músculo (el cuerpo genera nuevas proteínas por medio de distintos aminoácidos esenciales), este proceso se activa entre 36 a 48 horas; por lo tanto podemos regresar al entrenamiento luego de ese lapso de tiempo (todo dependerá de la intensidad de los ejercicios)
 
Visítanos en
ignifits @ignifits

ignifits