Resultados
PostImage

¿Podemos Adelgazar Comiendo más?

Quizá en algún momento hemos pensado que para adelgazar debemos dejar de comer. La verdad es que debemos restringir las porciones de los alimentos más calóricos, pero nunca dejar de comer.

Estamos acostumbrados a reducir las porciones de nuestra comida con el fin de perder peso, pero… ¿Es realmente sano y beneficioso? La verdad es que cuando sometemos al cuerpo a una dieta estricta, donde restringimos el consumo de algún tipo de alimento, el metabolismo se ralentiza para disminuir el consumo de energía. Comenzamos entonces con el almacenamiento de grasa, creando tejido adiposo y aumentando nuevamente de peso. Sobre todo si llevamos una vida sedentaria, sin ningún tipo de actividad física.
 
La comida no debe ser vista como “el malo de la película”. Ni debemos pensar que para bajar de peso debemos alimentarnos solo de ensaladas y comidas a la plancha. Nuestro peso siempre dependerá de varios factores. Así por ejemplo, la edad y el sexo son factores difíciles de controlar pero que influyen al momento de perder peso. Lo que sí podemos controlar es la forma en que elegimos el menú de cada día, utilizando alimentos frescos y variados que aportan tanto energía como los nutrientes esenciales para que nuestro cuerpo funcione correctamente.
 
Así pues, debemos quemar más calorías de las que consumimos para evitar la acumulación de grasa. ¿Cómo quemamos calorías? Pues realizando una actividad física de manera regular, pero también comiendo. ¿Por qué comiendo? La otra forma que nuestro organismo este activo es teniendo un metabolismo rápido. Esto solo se consigue cuando obtiene la energía que los alimentos nos aportan. Por ello recomiendan realizar cinco comidas al día, donde su contenido se equilibre entre tres comidas principales y dos meriendas, una a media mañana y otra a media tarde.
 
dejar de comer afecta el cuerpo
 

¿QUÉ SUCEDE SI DEJAMOS DE COMER?


 
Ya sabemos que si hacemos un ayuno intermitente por ejemplo, nuestro cuerpo deja de ingerir alimentos por varias horas. Cuando esto sucede, comienza el proceso de cetosis. Es decir, como nuestro cuerpo ve que no consigue energía del exterior (carbohidratos, proteínas o grasas) inicia la descomposición del tejido adiposo en cuerpo cetónicos, con el fin de obtener la energía que necesita.
 
Eso está muy bien…si es que luego del ayuno tenemos una alimentación saludable, que nos aporte todos los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Pero si ese ayuno se prolonga por más de 70 horas, o los alimentos que ingerimos no aportan todas las sustancias que nuestro organismo necesita, el cuerpo recurre a la masa muscular como fuente de energía.
 
También podemos desarrollar enfermedades como la gastritis. Producto de la irritación que causa el ácido gástrico del estómago cuando tiene muchas horas sin recibir alimentos. Nos sentiremos más irritables en general y decaídos por la falta de vitaminas y minerales, entre otras sustancias.
 
como adelgazar comiendo
 

TIPS PARA PERDER PESO SIN DEJAR DE COMER



El agua es el único líquido que no aporta calorías. Elegir alimentos con el mayor contenido de agua (como frutas y verduras frescas) nos permitirán controlar mejor nuestro peso.

Beber agua nos ayuda a movilizar mejor las grasas. Además nos mantiene saciados y bien hidratados. Por eso recomiendan tomar un vaso de agua media hora antes y luego media hora después de comer. Si decidimos hacerlo después de las comidas, lo ideal es que sea agua a temperatura ambiente, pues se cree que el agua fría entorpece la digestión al cambiar la temperatura del cuerpo.

Las bebidas energéticas pueden resultar engañosas. Esa energía que dicen aportarnos realmente contiene una gran cantidad de calorías. Si necesitamos hidratarnos y queremos variar un poco el agua, lo mejor es agregarle zumo de limón. Gracias al limón quemaremos muchas más calorías. Otra buena opción es preparar té fríos igualmente con limón, cúrcuma, jengibre, piña o cualquier otro alimento de nuestra preferencia (sin añadirle aditivos químicos para no sumar calorías innecesarias).

Realizar una merienda en la mañana y otra en la tarde alivia esa sensación de querer meternos un atracón. Si a esas meriendas le incluimos alimentos con fibra ¡mucho mejor!, nos sentiremos saciados por mucho más tiempo. Nuestros niveles de glucosa se mantendrán estables a lo largo del día. Así que al llegar la hora de la comida principal, comeremos con moderación, en vez de con las ansias desesperadas que nos produce pasar tantas horas sin comer.

Las grasas son tan importantes como las proteínas o los cabohidratos naturales. Por eso en vez de eliminarlos de nuestra dieta, elijamos alimentos que contengan grasas saludables como los pescados o los vegetales.

Debemos tomarnos un tiempo pausado y sin distracciones para poder comer. Cuando comemos viendo televisión, frente a una computadora, o corriendo en el trabajo, nuestro cerebro no se concentra en la comida, así que no registramos cuando estamos saciados. Sin duda esto puede llevarnos a comer de más.

 
comer y hacer ejercicio para adelgazar
 

CON SOLO COMER NO BASTA


 
No es suficiente comer cinco veces al día, es importante que sepamos cómo comer y en qué proporción. Una buena guía es utilizar platos pequeños que nos permitan comer con moderación, donde su contenido principal sean las verduras y las proteínas. Reservando un espacio muy pequeño para los carbohidratos y las grasas.
 
¿Sabías que el cuerpo utiliza más energía cuando su proporción de masa muscular es mayor que el tejido adiposo? Entonces queda comprobado que para perder peso, además de alimentarnos de forma saludable, es necesario hacer ejercicio para poder obtener más músculos que grasa. Si dicha energía no se utiliza, nuestro cuerpo la almacena, así lo explica la Doctora Adriana Fandiño “Su cuerpo es muy inteligente, si usted tiene mucha energía y no la usa, se va a formar tejido adiposo para tener reservas en caso de una emergencia”
 
¿Entonces deberíamos comer menos? ¡No! Simplemente hay que mantener activo nuestro organismo comiendo de forma balanceada y saludable, dejando a un lado los alimentos procesados, y consumiendo más alimentos frescos como vegetales, frutas, legumbres y proteínas de origen animal. Esto siempre debe ir acompañado de una rutina de ejercicio acorde a nuestras necesidades, que nos permita quemar esas calorías que no necesitamos.


Destacados

ignifits
image
Nutricion
CERRAR
play pause