Resultados
PostImage

7 Alimentos que te Aportan Gran Cantidad de Vitamina C

Ya sabes que los alimentos número uno en vitamina C son las naranjas y los limones. Pero existen otros que tienen mayor concentración de esta vitamina y aportan múltiples beneficios.

Si pensaste que al leer estas líneas lo primero que ibas a encontrar eran los limones y las naranjas, lamento decepcionarte. Son las frutas más populares en cuanto a vitamina C se refiere, así que ya las conoces. Por eso quiero centrarme en contarte otros alimentos que quizás consumes de forma regular en tu dieta, o que tal vez nunca has escuchado de ellos. Pero la mayoría concentran más vitaminas C que las propias naranjas.
 
Con esto te quiero decir que lo mejor para tener un cuerpo saludable es tener variedad. En los tiempos en que vivimos quizá te cueste un poco conseguir naranjas y limones. Lo mejor entonces es abrirse a otras opciones que además de aportar vitamina C, también poseen otros beneficios que puedes aprovechar.
 
alimentos variados
 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE CONSUMIR VITAMINA C?



Interviene en la síntesis del colágeno

Favorece la producción de la piel, los ligamentos así como los vasos sanguíneos.

Permite la formación de tejido cicatricial, lo que contribuye en la sanación de las heridas.

Mantiene saludable los huesos y las encías.

Ayuda al cuerpo en la absorción del hierro. Por lo tanto previene la anemia.

Aporta antioxidantes que previenen el envejecimiento de la piel, así como los efectos negativos de los radicales libres.

Contribuye a mantener estables los niveles de colesterol gracias a su efecto oxidativo. Es decir, ayuda a eliminar el colesterol a través del hígado.

 
que produce la vitamina c
 

¿QUÉ LE SUCEDE A TU CUERPO SI NO OBTIENE VITAMINA C?


1

Puedes sufrir de anemia.
2

A tu cuerpo le cuesta combatir más las infecciones.
3

Se reseca tu piel.
4

Se debilita el esmalte de tus dientes.
5

El cabello se torna quebradizo.
6

Comienzas a sufrir de inflamación en las encías. Lo que puede desencadenar una gingivitis.
7

Tus heridas tardan más en cicatrizar.
8

Puedes aumentar de peso, pues tu metabolismo se torna lento.
9

La deficiencia de vitamina C produce enfermedades como el escorbuto.

 
que pasa si no tienes vitamina c
 

ALIMENTOS CON MAYOR CONTENIDO DE VITAMINA C



El camu camu crece en la selva amazónica y en ciertos países como Colombia, Brasil y Perú. Es una fruta pequeña de color rojizo y de sabor ligeramente ácido. Por cada 100 gramos aporta 2.000 mg aproximadamente de vitamina C. Esta fruta estimula la secreción de serotonina, lo que mejora tu estado de ánimo. Tiene propiedades antivirales, ayudando a prevenir infecciones e inflamación en las mucosas y las encías.

La acerola aporta 1670 mg por cada 100 gramos aproximadamente. Contribuye en la formación de colágenos en los huesos, reduce la fatiga y activa los anticuerpos de tu organismo. También regula los niveles de azúcar en la sangre.

La guayaba contiene 220 mg de vitamina c por cada 100 gramos. Fortalece tu sistema inmune. Contribuye en la absorción de minerales como el hierro y el calcio. Además es un excelente laxante natural.

Las grosellas negras tienen 180 mg por cada 100 gramos aproximadamente. Le facilita a tu cuerpo la cicatrización y la producción de hormonas antiestrés. También repara la piel, los huesos y los dientes.

El chile te brinda 140 mg por cada 100 gramos aproximadamente. Es un excelente analgésico, antiinflamatorio y antimicrobiano.

El pimiento rojo aporta 135 mg por cada 100 gramos aproximadamente. Te ayuda a reforzar tus defensas, a eliminar toxinas y a mejorar la vista. Tiene un efecto positivo en la salud cardiovascular y en la digestión.

El perejil contiene 130 mg por 100 gramos aproximadamente. Además previene la anemia y favorece tu sistema digestivo.

El brócoli posee 100 mg vitamina c por 100 gramos aproximadamente. El brócoli te permite mantener un sistema inmunitario fuerte. Lo mejor es que lo consumas crudo para que aproveches mejor las vitaminas.

 
lista alimentos con vitamina c
 

OTROS DATOS QUE DEBES TENER EN CUENTA


 
Si te preguntas cuánto de esta vitamina debes incluir en tu dieta, los expertos recomiendan consumir al día 90 mg en el caso de los hombres y 75 mg en el caso de las mujeres. Ten en cuenta que si cocinas los alimentos con vitamina C o los guardas durante mucho tiempo, reducen su concentración. Lo mejor es consumirlos frescos.
 
Este tipo de vitamina también te trae beneficios si te excediste la noche anterior con un par de copas. Para que tu cuerpo metabolice mejor todo ese alcohol, consume alimentos con gran contenido de vitaminas B1, B6, B12 y vitamina C. La reseca no desaparecerá sin más, pero si podrás aliviar sus síntomas. Para ello debes consumirla antes de comenzar a beber, y luego de nuevo antes de acostarte a dormir.
 
Para poder evitar o aplacar los síntomas del resfriado común, debes mantener tu sistema inmunológico fortalecido. En este sentido el Doctor Agustin Landivar naturopata y acupunturista comenta “La vitamina C aumenta nuestra inmunidad…de hecho una de las cosas más efectivas que podemos hacer cada vez que viene un frente frío es cargarnos de alimentos ricos en vitamina C. Nuestra inmunidad es la primera línea de defensa que tiene el cuerpo. Y muchas veces el simple consumo de vitamina C puede liberarnos de un resfriado o una gripe
 
mira lo que te aporta la vitamina c
 

EN RESUMEN


 
Para poder obtener la cantidad de vitamina C que tu cuerpo necesita, no es estrictamente necesario que consumas solo naranjas y limones. Otros alimentos menos comunes como el camu camu, la acerola o las grosellas negras, te aportan mayor cantidad de esta vitamina. Recuerda que un déficit de ella puede llevarte a sufrir de anemia, gingivitis, hacerte más propenso a contraer una infección e incluso volver más lento tu metabolismo. Otro dato interesante es que te permite pasar mejor las resacas si llegas a beber de más. Para que puedas aprovechar mejor todos sus beneficios, procura consumir los alimentos frescos. Si lo cocinas, pierden parte de sus vitaminas.




Destacados

ignifits
image
Nutricion
CERRAR
play pause