Resultados
PostImage

Composición Corporal

Si te has preguntado por qué dos personas que pesan exactamente igual pueden llegar a lucir tan diferentes, la respuesta la puedes encontrar en su composición corporal. Esta es muy distinta en cada persona, depende del sexo, la edad y la genética de cada persona.

Ya debes saber que el cuerpo humano está constituido por agua, órganos, huesos, músculos (masa magra) y grasas (masa grasa). Pero para poder saber en qué medida se encuentran distribuidos y cómo dicha distribución afecta a tu organismo en general, es necesario que sepas cuál es tu composición corporal. Esta te indica cómo se encuentra tanto tu estado de salud como físico, y si el plan de nutrición junto con la rutina de ejercicio que estás implementando son los adecuados.
 
A simple vista te puede parecer extraño que dos personas compartan el mismo peso y sin embargo su figura se vea tan diferente, esto solo es reflejo de su composición corporal. Lo más probable es que una sea una persona activa, que se ejercita y come sano, mientras que la otra persona sea sedentaria y no cuide bien su alimentación. En este sentido, la Doctora Verónica Sánchez Muñoz comenta “A todos nos gusta vernos bien, pero la composición corporal también determina qué tan saludable está una persona, su funcionalidad y calidad de vida. A veces pensamos que por estar en peso normal y verse aparentemente delgado se está sano”
 

LA COMPOSICIÓN ES DIFERENTE EN CADA PERSONA


 
La composición corporal es distinta en cada persona, todo depende del sexo, la edad y la carga genética. En el caso de las mujeres, su cuerpo acumula más tejido adiposo que los hombres debido a los cambios hormonales y a otros procesos (como el embarazo o la menopausia). Pero esto no significa que tienes que quedarte con esa misma composición corporal por el resto de tu vida, si es tu objetivo y te lo propones, la puedes cambiar por medio de la alimentación y el ejercicio físico.
 
La composición corporal es la responsable de que existan personas muy delgadas con abundante masa muscular y pocos depósitos de tejido graso, o personas con un exceso de masa grasa y poca masa muscular. Por ello se han estudiado 3 tipos de forma física del cuerpo que vienen dados por estructuras óseas, metabolismo y genética, denominado “Biotipos”. Estas ayudan a estudiar y entender mejor cada estructura, además de los ejercicios y la nutrición correcta para cada uno. Estos son:

Ectomorfo: Por lo general son personas altas y delgadas, con un metabolismo acelerado, que sin importar lo que coman, su cuerpo lo asimila perfectamente, pero tienen una gran dificultad para ganar masa muscular. Si eres de este tipo de personas, lo recomendable es que mantengas una dieta rica en proteínas, grasas saludables y ejercicios que te ayuden a incrementar el tejido muscular (como aquellos que involucran el alzamiento de pesas).

Endomorfo: Son personas con tendencia al sobrepeso pues su metabolismo es lento. Deben procurar tener una dieta balanceada que no contenga grandes cantidades de grasas y sí muchas proteínas. Si perteneces a este biotipo, lo ideal es que realices ejercicios aeróbicos así como cardiovasculares, lo que te ayudará a rebajar los depósitos de grasa.

Mesomorfo: Son personas con un metabolismo regular y con gran equilibrio entre la cantidad de tejido adiposo y el tejido muscular. Si perteneces a esta categoría, no es necesario que sigas una dieta muy estricta. Lo mejor es que realices rutinas de ejercicios mixtas que incluyan cargas de peso, ejercicios aeróbicos así como ejercicios cardiovasculares.

 

¿CÓMO SE MIDE LA COMPOSICIÓN CORPORAL?


1

Densitometría ósea: Es un estudio que se realiza con un aparato tipo scanner que es capaz de arrojar un resultado clínico que diferencia el tejido magro (muscular), el tejido adiposo (grasa) y el tejido óseo (huesos), así como la cantidad de minerales que contienen. Es uno de los estudios más confiables.
2

Pliegues subcutáneos: Es una técnica sencilla que a menudo es realizada en los consultorios de nutricionistas, consiste en medir el espesor de los pliegues subcutáneos en diversos puntos del cuerpo para determinar el porcentaje de grasa corporal. Los resultados obtenidos son cotejados con variables tales como peso, talla, edad y sexo.
3

Índice de masa corporal: Si bien no mide de forma directa la composición corporal, sirve de guía para determinar qué cantidad de grasa existe en el cuerpo. Para ello se divide el peso de la personas entre su altura expresada en metros y elevada al cuadrado, si los resultados obtenidos superan un índice de 30, quiere decir que la persona es obesa y por ende corre el riesgo de desarrollar enfermedades como la diabetes.

 

LA COMPOSICIÓN CORPORAL Y EL DEPORTE


 
Aunque no lo creas, tu composición corporal influye en la actividad deportiva que decidas llevar a cabo. Cada deporte es distinto, y por eso es importante (y muchas veces complicado) que mantengas un balance entre masa muscular y masa grasa, pues de lo contrario, estos dos factores podrían afectar de forma negativa tu rendimiento.
 
Un ejemplo de esto lo puedes observar en deportes como el ciclismo, el maratón o el triatlón, donde la masa grasa es un factor muy importante, pues se gasta mucha energía al pedalear (si tomamos el ejemplo del ciclismo) y el cuerpo necesita tener siempre a la mano recursos para reponerla. Sucede lo contrario en deportes como la natación, donde el cuerpo necesita menos porcentaje de grasa para poder ser más flexible en el agua.
 
En la actualidad existen dos técnicas que son muy utilizadas en el deporte para estimar la composición corporal, una de ellas es la técnica antropométrica y la otra es impedancia bioeléctrica. La técnica antropométrica estudia los pliegues cutáneos, la talla, el peso, la altura y los perímetros corporales (muslo, cintura, cadera, brazo, muñeca y cabeza). Mientras que la impedancia bioeléctrica mide la resistencia (o impedancia) que los tejidos del cuerpo ofrecen cuando pasa a través de ellos una corriente de baja intensidad y baja o mediana frecuencia. Esto quiere decir que la impedancia permite estimar la cantidad de agua que existe en el cuerpo, mientras que la técnica antropométrica estima la cantidad de tejido adiposo, masa magra y ósea.
 
La efectividad del entrenamiento que estés realizando para mantener un cuerpo en forma, depende de muchos factores, entre ellos la composición corporal. Determinar a qué biotipo perteneces te permitirá escoger cuáles actividades físicas debes desarrollar así como el tipo de alimentación que debes mantener para lograr los objetivos que deseas alcanzar, bien sea perder grasa o ganar masa muscular. Sin embargo, la composición corporal va más allá de lucir un cuerpo perfecto, también te permite saber cómo se encuentra tu estado de salud, así lo señala la Doctora Muñoz “Conocer tu composición corporal permite evaluar el estado de salud, el estado nutricional y hormonal para prescribir el ejercicio preciso, plan de nutrición, la intervención psicológica, y farmacoterapia si es necesario…”




Destacados

ignifits
image
Nutricion
CERRAR
play pause