Resultados
PostImage

Fuerza Muscular ¿Sabes Cómo se Activa?

Es la capacidad que tiene el tejido muscular para levantar, sostener o empujar cierta cantidad de peso. Lo ideal para desarrollar fuerza muscular es realizar ejercicios de resistencia progresiva.

¿Alguna vez te has preguntado por qué algunas personas pueden levantar más peso que otras? Pues se debe a la fuerza muscular que cada uno posee. Esto se refiere a la capacidad que tiene el tejido muscular para levantar, sostener o empujar cierta cantidad de peso. Para realizar esa acción, el músculo se contrae o se alarga. Es importante que tengas presente este concepto a la hora de realizar actividades físicas, sobre todo aquellas que impliquen peso, pues conocer tu fuerza muscular te ayudará a optimizar el entrenamiento y prevenir lesiones.
 
¿Sabías también que los seres humanos tenemos más de 600 músculos en el cuerpo? Por eso se hace tan complejo el estudio del alcance total de la fuerza del organismo. Así pues, la fuerza muscular se clasifica dependiendo del tiempo en que se ejerza y la forma en cómo se aplique:

Fuerza resistencia: Es la capacidad de un grupo de músculos de realizar un esfuerzo a velocidad media durante un periodo de tiempo prolongado. Por ejemplo: Ejercicios que impliquen el levantamiento de pesas.

Fuerza explosiva: Es aquella donde los músculos realizan un esfuerzo de forma rápida durante un periodo de tiempo corto. Por ejemplo: El tuck jump.

Fuerza máxima: Los músculos realizan la fuerza más alta que pueden realizar por medio de una contracción. Por ejemplo: El press en banca.

 
importancia de la fuerza muscular
 
Cuando los músculos entran en acción se produce una contracción o un alargamiento. Por ello existen dos tipos de contracciones musculares:
1

Contracción isométrica:

Se produce cuando se somete al músculo a tensión pero sin realizar movimientos. Se puede utilizar pesas y mantener una posición estática.
2

Contracción isotónica:

Implica el movimiento de articulaciones y el acortamiento o alargamiento de los músculos. Está a su vez se puede dividir en:
Concéntrica: El músculo se contrae.
Excéntrica: El músculo se alarga.

 

NO TODO ES CUESTIÓN DE MÚSCULOS


 
Para mejorar tu fuerza muscular, debes saber que el trabajo va más allá de simplemente activar el músculo sometiéndolo a un esfuerzo. En el desarrollo de la fuerza también intervienen factores neuro-musculares y hormonales. Los factores neuro-musculares tienen que ver con la cantidad de fibras musculares que posea el cuerpo. También con la capacidad del sistema nervioso para activarse y utilizar la energía para realiza los ciclos de estiramiento y acortamiento durante el movimiento.
 
Hormonas como la testosterona y la hormona del crecimiento, influyen en la remodelación de las fibras musculares. Cuando realizas entrenamientos de fuerza, estas hormonas aumentan sus niveles. Para que el cuerpo pueda segregar en cantidades adecuadas estas y muchas otras hormonas, es necesario mantener una alimentación balanceada, además de un correcto descanso (recuerda que la hormona de crecimiento es liberada cuando dormimos). Ya vez que el músculo es incapaz de crecer solo sometiéndolo a un esfuerzo, es necesario cuidar otros factores como la alimentación y el sueño para que esto pueda suceder.
 
activemos la fuerza muscular
 

¿CÓMO DESARROLLAS LA FUERZA MUSCULAR?


 
Lo ideal para que desarrolles la fuerza muscular es realizar ejercicios de resistencia progresiva, es decir, practicar actividades donde los músculos sean sometidos a algún tipo de resistencia (pesas o bandas elásticas) para incrementar paulatinamente dicha resistencia a medida que se genere mayor fuerza. Debe ser una rutina constante para poder mejorar tanto la fuerza como el estado físico en general, pues diversos estudios han demostrado que obtener fuerza muscular repercute de manera positiva en actividades tan comunes como caminar, subir escaleras o levantarse de forma rápida del asiento.
 
La mejor forma de optimizar tus entrenamientos, es conociendo tus capacidades corporales y ejercitar cada grupo muscular en base a ello. Para mejorar la fuerza muscular también es importante mantener una alimentación balanceada, rica en proteínas, ya que el músculo es un tejido cuya reparación y aumento de volumen es a expensas de proteínas y aminoácidos obtenidos en la dieta diaria.
 
Para desarrollar la fuerza muscular es necesario que estés consciente de tu estado físico. Aplicar una rutina de ejercicios donde comiences por ejercitarte con pesos ligeros durante periodos cortos. Una vez que obtengas más fuerza, puedes ir aumentando el nivel de dificultad, de esa forma evitaras lesiones. Adquirir fuerza te trae beneficios en la vida diaria, por ejemplo, puedes correr o realizar largas caminatas sin sufrir de forma rápida fatiga. Para ello es ideal mantener una alimentación variada e hidratarse en todo momento, de esta forma el cuerpo siempre obtendrá la energía necesaria para funcionar de manera adecuada.

Destacados

ignifits
image
Nutricion
CERRAR
play pause