Resultados
PostImage

¿Las Bebidas Light son Buenas para la Salud?

Solemos pensar que si consumimos aquellos alimentos en cuya etiqueta aparezca la palabra “light”, no aumentaremos de peso y estaremos llevando una dieta balanceada, sin importar mucho las cantidades. Pero... ¿Esto es realmente cierto?

Consumir productos light como los refrescos o gaseosas, se ha puesto de moda en todas partes del mundo, se tiene la creencia de que si consumimos aquellos alimentos en cuya etiqueta aparezca la palabra “light”, no aumentaremos de peso y estaremos llevando una dieta sana y saludable sin importar las cantidades que comamos diariamente.

Pero resulta que los ingredientes de un refresco varían de un país a otro, por lo general contienen agua carbonatada, edulcorantes (en el caso de las bebidas light son edulcorantes artificiales como la sacarina, el aspartame o la sucralosa), colorantes y antioxidantes. Los edulcorantes artificiales aportan un sabor dulce superior al del azúcar común, por esta razón se utiliza en porciones mucho menores, además los mismos no aportan calorías.
 

EDULCORANTES:
PERFECTOS PARA ENGAÑAR AL CUERPO


 
Distintos estudios han demostrado que consumir en exceso bebidas light trae diferentes enfermedades a nuestro organismo, debido al engaño que sufre nuestro cerebro al percibir azúcar “falsa” pero no recibir la correspondiente cuota de energía.
 
Es decir, nuestro cuerpo asume que el azúcar es una fuente de energía (que por cierto no es la más saludable), mientras más dulce sea el sabor, el cuerpo “cree” que más energía obtendrá. Esto a su vez provoca que el metabolismo trabaje más pues siente que debe hacerlo para hacer frente a la energía que se supone esta entrando en el cuerpo. Pero la realidad es otra, porque los edulcorantes no aportan energía, o por lo menos no la suficiente para justificar semejante esfuerzo. Por eso quizá algunas veces sintamos ese deseo de querer más, porque en realidad el cuerpo no satisface las necesidades de energía que esta demandando.
 

EFECTOS DE LAS BEBIDAS LIGHT EN EL CUERPO


 
El consumo frecuente de bebidas light puede traernos otras consecuencias, como el aumento de peso, así lo explica la nutrióloga Marthe Alice Bricard “El consumo crónico de sucralosa lo que está llevando es a una disbiosis, porque las bacterias lo que hacen es desdoblar el enlace y con eso promover la absorción no solo de glucosa si no la absorción crónica de fructosa. El consumo crónico de fructosa lo que está llevando son cambios epigenéticos a nivel intestinal que promueve mayor absorción de fructosa, y desafortunadamente la fructosa no es una señal que nos indique que estamos ingiriendo energía. Para que me entiendan, el consumo de fructosa directamente estimula la ganancia de peso ¿Por qué? Porque es un carbohidrato que vamos a transformar a grasa y no directamente a energía, dado que no se mete al ciclo de Krebs. Por eso cuando consumimos demasiada fructosa en realidad lo que estamos haciendo es subir nuestra masa grasa.”
 
Un estudio publicado en el Journal of the American Geriatrics Society en el año 2015 confirma lo dicho por la Doctora Bricard, pues en dicho estudio se demostró como el consumo prolongado de refrescos dietéticos causa un aumenta en la grasa que se ubica en la cintura. Otro estudio indica que las consecuencias para las mujeres embarazadas al consumir edulcorantes es que sus hijos sufran de obesidad al llegar al primer año de vida.
 

EDULCORANTES MÁS COMUNES



La sacarina: Está asociada al desarrollo de la prediabetes en las personas (intolerancia a la glucosa) debido a las variaciones que ejerce sobre nuestras funciones de la microbiota intestinal (Las bacterias que se encuentran en el intestino). Investigaciones en ratones demostraron que un alto consumo de sacarina produce cáncer de vejiga en dichos animales, sin embargo, se descartó ese tipo de consecuencias en los seres humanos por las diferencias existentes entre las orinas de ambas especies.

La sucralosa: Es 600 veces más dulce que el azúcar, parte de su composición incluye tres átomos de cloro, pudiendo resultar carcinógeno aunque no existen estudios que lo comprueben en los seres humanos. Cuanto mayor es la diferencia entre el sabor dulzón y las calorías reales percibidas, mayor es el trabajo realizado por nuestro sistema metabólico para procesar los carbohidratos, lo cual se traduce en un desajuste en dicho sistema pues realmente no está percibiendo la energía suficiente ni la real.

El aspartame:Es aproximadamente 200 veces más dulce que el azúcar, se le vincula con el aumento de las tasas de tumor cerebral en las personas. También puede causar el desarrollo de la diabetes tipo 2 al reducir la actividad de cierta enzima intestinal.

 

OTRAS CONSECUENCIAS DE LAS BEBIDAS LIGHT



La adicción puede surgir como consecuencia de lo dicho anteriormente, los edulcorantes solo engañan a nuestro cerebro haciéndole pensar que está ingresando dulce al organismo, pero sin ningún tipo de aporte calórico, por lo tanto el cuerpo demandará más dulce por la necesidad insatisfecha de obtener energía.

Lejos de mantener una figura corporal en forma, el exceso del consumo no solo de este tipo de bebidas, sino de cualquier otro producto etiquetado como light puede conducirnos a padecer obesidad.

Algunas bebidas contienen ácido cítrico y fosfórico, lo cual puede causarnos enfermedades en los dientes como caries al desgastar el esmalte que recubre los mismos.

 

BEBIDAS MÁS SANAS Y RECOMENDADAS


No existe ninguna duda de que el agua siempre será la mejor fuente de hidratación para nuestro cuerpo, pues el hecho de que no aporte calorías, la convierte en la bebida más sana. Además se puede consumir a cualquier hora del día y en las cantidades adecuadas según las necesidades de cada persona. Otra buena opción es ingerir té (sin agregarle azúcar), pues existe mucha variedad de sabores en el mercado y además no contiene carbohidratos .

bebidas light no son buenas

Muchas veces las personas preferimos tomar bebidas light porque pensamos que así las calorías son menores y en realidad lo único que obtenemos es más demanda del cuerpo por el hecho de aportar dulces vacíos, con muy poco aporte energético o su total ausencia. Las consecuencias que trae este engaño a nuestro organismo son graves, sobre todo si tomamos bebidas light de forma excesiva. Por eso es mejor consumirlas con moderación y en la medida de lo posible sustituirlas por productos naturales como el agua o el té.



Destacados

ignifits
image
Nutricion
CERRAR
play pause