Resultados
PostImage

Las Grasas: Todo lo que se Debe Saber

cuando hablamos de las grasas siempre pensamos ¿es adecuado consumirlas? La verdad es que todo con moderación y control es productivo, por lo tanto si son necesarias para que logremos tener una dieta balanceada.

Algunas personas se inclinan por la opción de una dieta libre de grasas, en cambio otras no tienen problemas en incluirlas, logrando una alimentación bastante uniforme, aprovechando el consumo de alimentos ricos en vitaminas y minerales . Pero cuando se habla de grasas…¿que tan adecuado es consumirlas? La respuesta va a depender del tipo de grasa que incluyamos en nuestras comidas diarias, así como las porciones que tengan cada uno de nuestros platos.
 
Las grasas o lípidos son alimentos muy variados que aportan energía a nuestro cuerpo y están presentes tanto en alimentos de origen animal como vegetal. Con 9 calorías por gramo, la grasa es la fuente de calorías más densa que requiere el cuerpo humano (es decir, el doble de lo que aportan los carbohidratos o las proteínas). La misma se almacena bajo nuestra piel y en otras zonas características (como alrededor de nuestros órganos), cuando el cuerpo se queda sin otra fuente de combustible, recurre al tejido adiposo para obtener la energía que requiere para continuar realizando sus funciones.
 

¿CUÁL ES LA FUNCIÓN DE LAS GRASAS?



Permite que nuestro cuerpo almacene energía. En en caso de las mujeres esta se encuentra sobre todo en los senos, las caderas, los muslos y los glúteos. En los hombres se localiza en los hombros.

Sirve como una capa protectora para los tejidos y los órganos (como el corazón y los riñones).

La capa de grasa que se encuentra bajo nuestra piel nos permite regular la temperatura del cuerpo, por lo tanto nos protege del frío.

Es el componente vital de todas las membranas celulares.

Provee ácido linoleico, un nutriente esencial para el ser humano.

Sirve como medio de transporte para ciertas vitaminas, permitiendo que nuestro cuerpo las absorba, pues Las vitaminas A, D, E y K son solubles en la grasa.

La grasa sirve como puente para combinar los sabores de todos los ingredientes que contiene un alimento, además de cambiarles la textura.

Nos aporta una sensación de saciedad que nos permite controlar mejor el apetito.

 

¿CUÁNTOS TIPOS DE GRASA EXISTE?



1

Las poliinsaturadas

Contienen ácidos grasos como el omega 3 y el omega 6, los cuales son esenciales para el organismos pues este es incapaz de sintetizarlos, por ello deben ser suministrados a través de la dieta diaria. Contribuyen a disminuir los niveles de colesterol malo en la sangre y al desarrollo de las células. Este tipo de grasas se encuentran básicamente en el pescado y en los frutos secos (nueces, almendras, avellanas).
2

Las monoinsaturadas

Además de ayudar a controlar los niveles de colesterol malo, aumentan los niveles de colesterol bueno y contribuyen a la formación y el crecimiento de las células. Están presentes en aceites como el de oliva, en las nueces, las almendras y los aguacates.

 
Así como las grasas (específicamente las insaturadas) nos permiten controlar el colesterol, también proporcionan un poco de ese mismo colesterol, el cual es un sustancia necesaria para nuestro organismos pero en cantidades moderadas. El cuerpo necesita colesterol para formar vitamina D (cuando nuestra piel recibe los rayos del sol), membranas celulares y hormonas sexuales. El colesterol proviene exclusivamente de productos animales como el huevo, la leche, el queso, las carnes rojas y las mantequillas. Es importante resaltar que el mismo no se encuentra en ningún producto de origen vegetal. Además, si lo consumimos en exceso, puede llegar a causar una obstrucción en nuestras arterias.
 

OPINION DE LOS EXPERTOS SOBRE LA GRASA


 
Por lo general creemos que de todos los alimentos que consumimos, los que más nos perjudican y provocan que aumentemos de peso son las grasas y los carbohidratos. Sin embargo, esto solo es cierto a medias, pues si hacemos una lista con los efectos positivos y negativos entre las grasas y los carbohidratos, sin duda estos últimos llevan todas las de perder. En este sentido, David Perlmutter señala en su libro “Cerebro de Pan” que “Es un hecho inescapable que hemos evolucionado para convertirnos en una especie que requiere consumir grasas para vivir y estar sanos. Las cantidades masivas de carbohidratos que consumimos en la actualidad están atizando un incendio silencioso en nuestro cuerpo y en nuestro cerebro”.
 
El mismo Perlmutter comenta que existen investigaciones que señalan los beneficios que conlleva incluir en la dieta grasas de origen animal, como por ejemplo el pescado “En el caso de gente que jamás consumía pescado, el riesgo de desarrollar demencia o Alzheimer durante el periodo de seguimiento de cuatro años se incrementó 37%, mientras que aquellos individuos que consumían pescado diariamente tenían 44% menos riesgo de desarrollar dichas enfermedades…En pocas palabras, las grasas saludables como el omega 3 y las grasas monoinsaturadas reducen la inflamación, mientras que las grasas hidrogenadas y modificadas, que son muy comunes en los alimentos procesados, aumentan de manera sustancial la inflamación.”.
 
De acuerdo a la Organización Mundial de la salud (OMS) es necesario que no superemos el 10% del consumo diario de grasa. También es importante que ingeramos grasas saludables como las de origen animal y vegetal, reduciendo aquellas que son procesadas como los embutidos, enlatados o las que contienen azúcares y carbohidratos añadidos.
 
importancia de las grasas
 
Se ha determinado que ingerir cantidades adecuadas de grasas es esencial para el mantenimiento de nuestra salud y del cuerpo en general. Además, contribuyen a satisfacer las necesidades energéticas que requerimos las personas a lo largo de nuestra vida, y también interviene en algunas funciones metabólicas. Sin embargo, es importante que las consumamos con moderación para evitar enfermedades como las cardiovasculares o la obesidad.



Destacados

ignifits
image
Nutricion
CERRAR
play pause